Se aprueba el impuesto al refresco – Alianza por la Salud Alimentaria

Después de un largo y ardua labor de sensibilización y cabildeo , se aprobó el impuesto al refresco. Una política más integral que busca combatir la obesidad y la diabetes. A través de la Estrategia Nacional para la Prevención  Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes (ENSOD), se busca obtener recursos suficientes dentro del presupuesto 2014 para iniciar campañas de regulación de publicidad de alimentos y bebidas dirigida a los niños.  Además de destinar recursos para la instalación de bebederos de agua, con sus sistemas de purificación en todas  las escuelas públicas de educación básica y en los espacios públicos de las comunidades más marginadas del país.
Alejandro Calvillo, integrante de la Alianza, refirió que los legisladores deben asegurar por lo menos  dos mil millones de pesos para colocar los bebederos en las escuelas primarias. Sin embargo, entre las preocupaciones expresadas por la Alianza por la Salud Alimentaria sobre ENSOD está la falta de una política y obligatoriedad para la instalación de bebederos de agua en las escuelas de educación básica y espacios públicos. Una alternativa para resolver esta necesidad es utilizar el agua de lluvia para su filtración y purificación como FANMex junto con SARAR lo realizó en 6 escuelas de Morelos: Programa de agua, saneamiento e higiene en escuelas secundaria rurales técnicas en Morelos.